¿Cómo comer sano mientras viaja?

Comer bien mientras viaja puede ser difícil. Hay muchas posibilidades de que las opciones de comida en la mayoría de los aeropuertos u hoteles no sean de su gusto y a veces puede parecer que la única opción es abandonar sus objetivos de alimentación saludable o pasar hambre.

Matadornetwork contactó con nutricionistas para recopilar los mejores consejos para una alimentación saludable durante un viaje.

Equilibre su plato.

Aumente el volumen de su comida con frutas y verduras para asegurarse de que obtenga suficiente fibra y nutrientes.

“Es probable que coma fuera de casa para la mayoría de las comidas, por lo que los artículos se fabricarán con más grasa y sal de la que usted usaría”, indica Kelsey Peoples, dietista registrada y propietaria de The Peoples Plate.

La especialista recomendó tratar que su plato contenga 25% de proteína magra, 25% de almidón o granos, y 50% de frutas y verduras.

Empaque su propio refrigerio de vuelo.

Las opciones de comida en los aeropuertos son mejores que nunca, pero nada mejor que empacar bocadillos fáciles y satisfactorios.
Para vuelos de larga distancia, Christina Tsiripidou, experta en bienestar en el Reino Unido, sugiere tener una mezcla de nueces y chocolate negro, así como bayas y uva.

Complemente su dieta.

A veces es difícil obtener todos los nutrientes que su cuerpo necesita solo a través de los alimentos. Deanna Minich, directora ejecutiva de Food & Spirit, sugiere complementar los alimentos que coma antes, durante y después de viajar.

“Lo que me funciona mejor es realizar un régimen de pre, suplementación y post-suplementación que dura siete días antes y siete días después de viajar. Tomo suplementos como la vitamina D, los probióticos, el aceite de pescado y un suplemento multivitamínico y mineral, junto con la espirulina”, dice Minich.

Manténgase alejado del buffet de desayuno.

Por muy tentador que sea el desayuno gratuito en el hotel, evítelo, ya que sus hábitos alimenticios saludables dependen de él.

Evite los interminables bufés de desayuno y comience con una comida de alta calidad en proteínas como claras de huevo, queso bajo en grasa y yogur natural con algunos carbohidratos saludables como frutas, verduras o granos enteros.

Hidratarse.

La humedad del avión se mantiene alrededor del 10 al 20 por ciento. En perspectiva, el desierto del Sahara tiene alrededor del 25 por ciento de humedad. En resumen, uno tiende a deshidratarse rápido. Para combatir esto, la Asociación Médica Aeroespacial recomienda beber ocho onzas de agua por cada hora en el aire.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *