El 2016 fue el año más seguro para la aviación

Si bien se registró un número alto de  muertes a lo largo de este año —siendo uno ejemplo el del club de fútbol brasileño Chapecoense, donde perdieron la vida 71 personas— el 2016, fue uno de los más seguros en términos de aviación comercial, según datos del Aviation Safety Network.

A los muertos del vuelo de Lamia, hay que sumarle las 92 personas que fallecieron el pasado 25 de diciembre luego de que un avión de la Fuerza Aérea Rusa cayera al Mar Negro.

Sin contar al avión de la Fuerza Aérea Rusa —ya que no se trata de un vuelo comercial— los accidentes aéreos del 2016 incluyeron 18 aviones civiles y 320 muertes a nivel internacional, según la Aviation Safety Network, una base de datos financiada por la Flight Safety Foundation, una organización internacional e independiente sin fines de lucro. El único año con menos muertes fue el 2013, con 265.

En 1970, cuando el Banco Mundial comenzó a rastrear los movimientos en el aire de las personas, 310 millones de pasajeros viajaron en vuelos comerciales en el mundo. En el 2016, esta figura supera los 3,5 mil millones de pasajeros. Esto quiere decir que, además de que el número de personas que mueren es menor, el índice continúa disminuyendo.

Gracias a avances y modernizaciones en los aviones, mejores procedimientos de seguridad y una mayor colaboración entre países para mejorar infraestructuras y aeropuertos en naciones en desarrollo, los números de fatalidades disminuyeron enormemente. Las posibilidades de morir en un accidente aéreo son cada vez más bajas. Este año, el índice de muertes fue 1 cada 10.937.500 pasajeros.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *