La mejor guía para disfrutar de la comida húngara

Los húngaros se encuentran muy orgullosos de su comida. Por esta razón, comer y beber simplemente parece la forma más auténtica de conocer el alma del país.

Aunque Hungría es considerado un país pequeño, de aproximadamente 10 millones de habitantes, han logrado conservar su amada cultura de la comida y el vino.

De acuerdo a la crónica escrita por Carolyn Bánfalvi para explorepartsunknow, Hungría ha sido influenciada por la comida judía y turca.

Por ejemplo, cuando vea un goulash en el menú en Croacia, puede estar hecho de pulpo. En Austria es probable que se un guiso con albóndigas, por en Hungría siempre será una sopa rica en pimentón hecha con cubos de carne de res y papas.

La comida húngara es amplia y diversa, sin embargo, relativamente desconocida fuera de la región. Sin embargo, lo que más llama la atención de Bánfalvi son las fiestas organizadas en las casas de los húngaros.

Paprika, el “oro rojo” de Hungría

Hay una razón por la cual el pimentón se vende por kilogramo en los mercados: los cocineros húngaros lo usan en cantidades que sorprenden a los chefs en la mayoría de las demás naciones. Pero la comida húngara no es todo sobre pimentón: muchos platos no contienen ni rastro.

Y si bien existe la idea errónea de que la comida húngara es típicamente caliente, casi todos los cocineros usan pimentón dulce en lugar de las cosas calientes y para obtener calor extra, siempre hay sobre la mesa un pequeño recipiente con pimentón picante.

Hervir a fuego lento sopa y guisos

La sopa es una parte esencial de la comida en Hungría. Una de las sopas más queridas es húsleves, un rico consomé hecho de carne de res a fuego lento, huesos de médula y vegetales de raíz. Se agregan fideos de huevo delgados, bolas de matzo, albóndigas de hígado o albóndigas de sémola.

Pero la sopa es solo el comienzo. Luego viene la tierna carne hervida con mostaza y rábano picante. Luego extiendes la médula ósea sobre la tostada y la espolvoreas con sal y pimentón.

En el verano, las sopas de hierbas y vegetales se pueden hacer con cualquier ingrediente de la temporada: espárragos, champiñones, judías verdes, calabaza, eneldo y espesados con crema agria.

Cerdo, rey de la carne

La cocina húngara está centrada en la carne, y la preferida de los húngaros es la de cerdo. El disznótor (sacrificio de cerdos) es un rito de invierno, y no hay mejor manera de entender la importancia del cerdo en la cocina húngara.
La sangre cocida se sirve con cebolla frita, pan y tal vez vino caliente pues ni una sola pieza del cerdo se descarta.

Una nación dulce

Hungría tiene una de las mejores tradiciones de panificación de Europa y es famosa por sus elegantes pasteles en capas como Dobos torta (capas de torta de vainilla con crema de chocolate y un top de caramelo brillante y sólido) y Esterházy torta (capas de nuez y crema de nuez).

Las pastelerías abundan, y tientan a los amantes de los dulces con postres elaborados con ingredientes como semillas de amapola, albaricoques, ciruelas, castañas, crema batida y nueces.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *