Los países a los que casi nadie quiere viajar buscan turistas

Durante la Feria Internacional de Turismo de Madrid 2018 (Fitur), celebrada entre el 17 y el 21 de enero pasados, los visitantes encontraron promociones de algunos de los destinos menos visitados en los que han mostrado su mejor cara y han reivindicado su valor como destino turístico.

Algunos de sus argumentos es que los viajeros pueden ayudar a combatir la pobreza y contribuir a su desarrollo sostenible, a fomentar la paz, derribar tópicos y estabilizar tensiones, a entender mejor su historia y sus problemas. Y todos, alegan, son más seguros de lo que la opinión pública les cree, señala elpaís.

República Islámica de Irán

Pensar en Irán es pensar, automáticamente, en su programa nuclear, en Jomeini y en la revolución religiosa que lideró en 1979 y que convirtió al país en la República Islámica que es hoy.

Pero Irán es considerado un país estable al que cada vez viajan más turistas, según los datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Y los españoles están entre ellos, atraídos por su tremendo legado histórico, artístico y arquitectónico, con 17 lugares protegidos por la Unesco.

Palestina

“Gaza es otra cosa, pero el resto de Palestina, donde están Jerusalén, Belén, Nablus, Jericó… Todas esas ciudades son palestinas todavía y hay que visitarlas porque tienen mucha cultura y mucha historia árabe, cristiana, musulmana…”, asegura Mara Amro, mitad tunecina y mitad palestina, acerca de su segundo país.

Lo que se sabe de él se reduce al conflicto que vive con Israel por la ocupación de sus territorios desde hace 50 años, que han provocado muertes y atentados con olas de violencia cada cierto tiempo.

Amro defiende que la vida es tranquila y sus habitantes, acogedores y amables. Los datos dicen que en los últimos años el número de viajeros ha descendido, pero en 2016 todavía visitaron la Tierra Santa más de un millón y medio.

“Los turistas pueden ir de fiesta, cenar fuera y visitar monumentos sin ningún problema”, asegura la joven.

Bosnia & Hercegovina

Anna Kaljuzny nació en Mostar, aquella ciudad bosnia que se hizo tristemente famosa durante la guerra de los Balcanes por su destrucción casi total. Por su magnífico puente destrozado y hoy reconstruido.

El punto fuerte de Bosnia, un país que en los últimos cinco años ha visto crecer el número de visitantes, es la tradición.

“Vivimos como en los países europeos de hace 30 años, conservando las viejas costumbres de vecindad”. Una de ellas es el café, tanto que Kaljuzny define a la sociedad como “cafetalista”. “Tomamos siempre café sentados, no en la barra, y charlando. Entonces es cuando se puede hablar. Es el café el que nos salvó, no los acuerdos de paz. Poder tomar café con alguien es un buen punto de partida”, asegura.

República Árabe de Siria

En el año 2010, Siria, cuna de civilizaciones, recibió casi 10 millones de visitas. Luego vino una guerra que ya dura seis años y ha obligado a salir de sus fronteras a casi seis millones de personas, y ha matado a unas 200.000.

En Siria existe una crisis humanitaria sin precedentes y el país que un día fue potencia turística hoy ha quedado reducido a escombros. La destrucción de Palmira o de Alepo son los ejemplos más sonados de un rosario de tropelías contra la población y contra el patrimonio del país.

Frente a semejante estampa de destrucción, Siria asistió por primera vez en seis años a Fitur para dejar de ser invisible. Saca pecho con imágenes de las playas de Latakia, de las que ya en 2015 hacía promoción el Gobierno, o de varios barrios de Damasco. Estos lugares han seguido recibiendo turistas según el Gobierno sirio (la OMT no tiene datos desde 2010): 1,3 millones en 2017.

“No son suicidas, si no fuera seguro, no vendrían”, insiste Bassam Barsik, director de marketing y promociones del Ministerio de Turismo, que refiere también que el 90% del país está controlado por el Ejército y que las zonas que no lo están, son de acceso prohibido. ¿Y dónde ir?

Los turistas van sobre todo a Damasco, la capital más antigua del mundo; a Maalula, la única ciudad del mundo donde se habla arameo; a Sednaia, el segundo destino del turismo religioso tras Jerusalén; a la costa de Latakia o al Crack de los Caballeros, donde está el mayor castillo medieval del mundo; a Ugarit, donde se puede encontrar el primer alfabeto fenicio.

Nicaragua

No es un conflicto lo que lastra a Nicaragua, pues el país puso punto y final a su guerra civil allá por 1990. Pero en este pequeño Estado centroamericano hay un problema: retroceden en desarrollo.

Lo demuestra el Índice de Desarrollo Humano que elabora anualmente la ONU. De 136 países, Nicaragua estaba en el 112 en 2006 y ahora se encuentra en el 124. La desigualdad, la pobreza y el acceso a la educación son los aspectos que más han empeorado. Pese a todo, es el segundo país de la región que más ha crecido, según el Banco Mundial.

En este contexto, el turismo se revela como un motor que podría impulsar la economía y la mejora de las condiciones de vida.

Níger

¿Por qué un turista debería ir a visitar Níger? Lo que casi siempre se cuenta de este país africano es que hasta el año pasado ocupó la última posición en el índice de Desarrollo Humano (ahora es el penúltimo, pues la República Centroafricana le ha sustituido) y que sus fronteras con Malí, Nigeria y Libia en el norte son pasto de terroristas y redes de tráfico de inmigrantes.

“¡Pero Níger es un país magnífico!”, exclama Boulou Akano, director general del Centro de Promoción Turística de Níger, un organismo dependiente del ministerio del ramo. “Tiene sabana, reservas de animales, el gran desierto del Teneré… Es un país de muchas etnias, culturas… El turismo lo tiene que descubrir y conocer el modo de vida de la población nigerina, que es muy acogedora y trata muy bien a los extranjeros”, sostiene.

Sudán

“Visítanos y te convencerás. Es muy diferente lo que escuchas y lo que luego ves”. Quien así habla es Baldreldin Abbas Elamas, portavoz del Ministerio de Turismo de Sudán, que no es lo mismo que Sudán del Sur. Este último está en guerra, pero el primero no.

Este Sudán, país casi en paz (el conflicto de Darfur afecta a la región occidental) , pobre aún, pero con más de 700.0000 turistas en 2016, posee lugares que son Patrimonio Mundial de la Unesco y aspira a llegar a cinco millones de visitantes en 2019.

Sus bazas son su arquitectura única —como sus más de 200 pirámides, entre ellas las de Meroe—, y el hecho de que la poca afluencia de turistas aún hace posible disfrutar del país sin agobios.

El Salvador

“El Salvador es un país que ha demostrado tener agallas. Ha demostrado ser un país con una gente trabajadora que quiere la paz y que ha hecho la paz”. Quien así se pronuncia es José Napoleón Duarte, ministro de Turismo de El Salvador.

El Salvador está a la cola del índice de seguridad y protección del Informe Mundial de Competitividad en Viajes y Turismo del Foro Económico Internacional y tampoco sale muy bien parado en cuanto a niveles de pobreza y desarrollo. Pero los datos dicen que, pese a ello, los viajeros miran con buenos ojos esta nación centroamericana.

LLEGADAS Y GASTO DE VIAJEROS

Irán

  • Llegadas en 2016: 4.942.000 visitantes
  • Gasto total de los viajeros: 4.086.millones de dólares
  • Tendencia de los últimos cinco años: Ascendente
  • Puesto en el índice de seguridad y protección: 87 de 136

Palestina

  • Llegadas en 2016:  1.575.000 visitantes
  • Gasto total de los viajeros: 284 millones de dólares
  • Tendencia de los últimos cinco años: Descendente
  • Puesto en el índice de seguridad y protección: no hay datos

Bosnia & Hercegovina

  • Llegadas en 2016: 777.000 visitantes
  • Gasto total de los viajeros: 770 millones de dólares
  • Tendencia de los últimos cinco años: Ascendente
  • Puesto en el índice de seguridad y protección: 76 de 136

Siria

  • Llegadas en 2017: 1,3 millones de visitantes según el Gobierno
  • Gasto total de los viajeros: Desconocido
  • Tendencia de los últimos años: Descendente. En 2010 llegaron a los 10 millones de turistas y en 2011, último año con datos disponibles, bajó a 6,4 millones
  • Puesto en el índice de seguridad y protección: no hay datos

Níger

  • Llegadas en 2016: 152.000 visitantes
  • Gasto total de los viajeros: 80 millones de dólares
  • Tendencia de los últimos cinco años: ascendente
  • Puesto en el índice de seguridad y protección: no hay datos

Sudán

  • Llegadas en 2015: 741.000 visitantes
  • Gasto total de los viajeros: 1.009 millones de dólares
  • Tendencia de los últimos cinco años: ascendente
  • Puesto en el índice de seguridad y protección: 87 de 136
  • Puesto en el índice de seguridad y protección: no hay datos

Nicaragua

  • Llegadas en 2016: 1.596.000 visitantes
  • Gasto total de los viajeros: 642 millones de dólares
  • Tendencia de los últimos cinco años: Ascendente
  • Puesto en el índice de seguridad y protección: 65 de 136

Venezuela

  • Llegadas en 2016: 681.000 visitantes
  • Gasto total de los viajeros: 546 millones de dólares
  • Tendencia de los últimos años: Descendente
  • Puesto en el índice de seguridad y protección: 131 de 136

El Salvador

  • Llegadas en 2016: 2.052.000 visitantes
  • Gasto total de los viajeros: 1.161 millones de dólares
  • Tendencia de los últimos años: ascendente en visitantes, descendente en gasto
  • Puesto en el índice de seguridad y protección: 134 de 136

Los datos de llegadas y gasto de viajeros proceden de la Organización Mundial del Turismo. Los datos sobre seguridad proceden del Informe Global de Competitividad en Viajes y Turismo 2017 del Foro Económico Mundial

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *